Premio a los famiempresarios de Interactuar

Apoyamos a las familias emprendedoras

Desde el fallecimiento del empresario Julio Ernesto Urrea Urrea, en 2003, nuestra fundación ha premiado a aquellos pequeños emprendedores distinguidos con el Premio Actuar Famiempresario del Año, que confiere la Corporación Interactuar.

A los ganadores les otorgamos un reconocimiento y ayuda económica para que continúen con su proyecto, como un tributo al mérito de hacer empresa bajo las difíciles condiciones a las que se enfrentan las poblaciones vulnerables en nuestro país.

Conoce algunos de los proyectos que hemos beneficiado con nuestras donaciones:

Lácteos La Frescura

Capacitando a productores de leche en temas de calidad y trabajando duro, César Osorio, un lechero de Yarumal, Antioquia, ha logrado que su empresa de quesitos y cuajadas progrese, al igual que su región. Nosotros creemos en este proyecto y por eso lo apoyamos.

Azure

Con el conocimiento que su madre les heredó y la ayuda de nuestra fundación, las hermanas Janeth y Liliana Giraldo, crearon su propia empresa de confección y una línea propia de vestuario.

Prodismelos

Elkin Amado elabora los masmelos y gomitas que endulzan los corazones de la ciudad de Medellín desde el barrio Castilla. Con nuestra ayuda él espera seguir llegando con sus preparaciones a más familias.

Flores El Futuro

Así se llama el negocio de Noralba Quintero quien cultiva y comercializa flores. Con el soporte de nuestra fundación y su inquebrantable espíritu, ella trabaja para lograr exportar directamente sus hortensias, que hoy llegan a Estados Unidos y a Europa gracias a intermediarios.

Creaciones Hospitalarias

Marcela Pulgarín, su hermana Catalina y su prima Érica son las fundadoras de esta empresa que confecciona y comercializa uniformes para hospitales, centros de belleza y plantas de alimentos. Gracias a nuestro apoyo ellas cada día cumplen sus metas.

Julio Ernesto Urrea Urrea comprendió que con su experiencia empresarial tenía la responsabilidad de retornar mucho de lo que él había recibido, para que las personas menos favorecidas tuvieran también la oportunidad de prosperar gracias a su trabajo.